martes, 13 de marzo de 2012

¡Decidí cambiar!


Hola Sra. Nanda,

Hace algunos días que estoy por enviarle este mail para contarle un poquito de lo que ha suido conmigo.

Hace algunas semanas, estoy buscando mucho a Dios para cambiar algunas cosas que no podía cambiar. Aquellas cosas que decía para mí misma… voy a ser mejor en esto, voy a cambiar aquello, pero más tarde o más temprano terminaba actuando de la misma forma y siendo la misma Raquel de siempre.

Sólo que recientemente quedé “fed up” (indignada) con esta situación. No acepté más esa ida y vuelta.

Fue entonces que comencé a preguntarle a Dios, qué debería hacer para cambiar de una forma definitiva y así ser un referente Suyo. Y en una búsqueda Él me dijo...

_”Hija mía es muy fácil ser un referente de mujer de Dios para las personas de afuera, lo que necesitas es se un ejemplo para tu esposos! Comienza a agradarlo a él como deseas agradarme a Mí. Respétalo, considéralo como deseas hacer conmigo”.

Él me hizo recordar de una prédica del Obispo Macedo en la que explicó sobre aquel versículo que dice que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. El Obispo preguntó: - “¿Quién es la persona más próxima suya?” Y él respondió: - “Su marido/esposa.

Esto significa que usted puede hacer de todo para todos, pero si no lo hace por su esposo, cuidando y respetando, no agradará a Dios”.

Y esa palabra tan fuerte encajó con los mensajes que recibimos todos los días en nuestras reuniones por la mañana.

¡Dios no podía ser más claro conmigo!

Inmediatamente comprendí que necesitaba ser ejemplo de mujer de Dios para mi esposo. Al final de cuentas, él es la persona que más me conoce! Desde entonces, tomé mi decisión…

Cada vez que mi esposo me pida algo, no voy a usar ninguna excusa… voy a respetarlo en los mínimos detalles. En vez de intentar convencerlo de algo, voy a parar de hacer aquellas cosas que no le gustan y mostrar madurez a través de mi sumisión. Voy a pisar mi carne y no imponer más mi voluntad/opinión. Además de otras cosas…

Para ser sincera, percibí una inmensa diferencia a partir de esta oración a Dios. Ya pasaron algunas semanas y tengo tanta paz dentro de mí ahora porque estoy logrando agradar a Dios con mis actitudes. Me doy cuenta ahora que Dios se ha agradado de mí. Como es placentera esa experiencia! Sin mencionar que yo no estoy haciendo fuerza para cambiar, sino que percibo que dentro de mí hay fuerza para hacer que este cambio suceda.

Esta semana mi esposo me dijo que Dios también había hablado con él. Él es ya es muy cariñosos y cuidadoso conmigo, pero percibo un cuidado y un cariño mucho mayor de su parte. Estamos mucho más conectados, felices, y lo mejor… hemos notado que nuestro trabajo ha rendido. Dios nos ha bendecido.

Todo el cambio sucedió cuando decidí oír a Dios! El Espíritu Santo es grandioso!

En fin, esta fue mi maravillosa y reciente experiencia con mi Padre querido!

Muchos besos y gracias por toda la ayuda.

Vieron mis queridas, una acción siempre trae una reacción! Ella actuó y cambió, su marido, consecuentemente, buscó un cambio en él mismo!!!
Ahhhh, qué maravilla!

Si tan solo todas entendiesen esto… Pero no, quedan esperando que otros cambien para después cambiar. ¿Cuál es la gracia de eso?

¿Quieres ver un resultado también? ¡Haz lo mismo que Raquel hizo!

Y hay más, de que sirve ser un referente en la iglesia o en la calle, si dentro de tu propia casa no eres un verdadero referente???? Vamos a pensar en esto…


15 comentarios:

  1. buenas tardes . Sinceramente este testimonio fue muy fuerte, dejo un gran impacto ya que Dios estuvo hablando lo mismo para mi en esta semana, Muchas Gracias señora !
    Dios la bendiga

    ResponderEliminar
  2. Como dijo usted en el post, yo ya vi eso en muchos lugares, y es muy feo, y uno se siente destruido,y justamente es todo lo contrario a nuestro deber, que es Construir a las personas. Gracias Señora, por recordarnos que es siempre debemos añadir algo que construya a los demás.

    ResponderEliminar
  3. Muy fuerte el testimonio! y siempre dejando una enseñanaza a cada una de nosotras, jamas tenemos que esperar que las cosas cambien para cambiar nosotras o incluso que cambien otras personas para despues ver que sucede y ahi si cambiar.!NO, debemos nosotras tomar la iniciativa de cambiar!

    ResponderEliminar
  4. Ami me a pasado en muchas ocasiones que estiy aciendo las cosas muy bien y me doy cuenta que estoy mal y no estoy dandole motivos a mi esposo para ser mejor con migo,estoy buscando a Dios y el me ace veer en que estoy mal y lo que dobo cambiar soy muy afortunada por tener la guia Divina y estoy viendo cambios en mi matrimonio muy positivos gracias a mi Señor Jesus.

    ResponderEliminar
  5. Wow! esa experiencia la estoy viviendo ahora, hubieron cosas en mi que estaban mal, yo sabia que lo estaban trataba de cambiar pero era en vano me decía OTRA VEZ A LO MISMO, pero ahora que pude apreciar lo que Dios hablo conmigo estos días me dí cuenta que es sólo QUERER!!!! y querer es poder; si quieres ser una mujer de Dios, que esperas para serlo; si quieres ser buena hija, que esperas para hacerlo. Seamos un buen referente de Dios en todos los lugares y eso alegrará cada día mas nuestras vidas con Dios...

    ResponderEliminar
  6. Es verdad sra Nanda es actuar y cambiar si uno quiere uno puede solo depende de una .Y si cambiamos es ahi que mostraremos esa diferencia en nuestra vidas.

    ResponderEliminar
  7. MUY FUERTE ES VERDAD SRA . SOLO NOSOTROS PODEMOS CAMBIAR LA SITUACION CON NUESTRAS ACTITUDES.. GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  8. este testimonio es muy fuerte ,a mi me paso tambien que donde me costaba agradar era en casa ,pues cuando me pedian algo yo trataba de hacer a mi manera ,,,tube que cambiar con mis actitudes la situacion ,Dios hablo conmigo en una reuñion ,que quien me veia a mi lo tenia que ver a el,,,,haci que decidir combiar
    gracias a Dios

    ResponderEliminar
  9. Oh... como mi señor es maravilloso.. estápalabra fue dirijida para mi.. dios mio.. yo encontre el por qué de qué las cosas no cambien en casa.. y bárbaro sepa qué no será un blog leído solamente.. será un blog puerto en practica.. maravilloso..

    ResponderEliminar
  10. Realmente Dios hablo en mi. Nuestras actitudes tienen que ser aun mucho mas mejores dentro de nuestra propia casa. Ya que ahi mismo tenemos que esparcir el perfume de Dios para nuestros familiares. Tenemos que mostrar la diferencia en todas partes .

    ResponderEliminar
  11. Es verdad Sra, para ser referente como Mujeres de Dios y que noten que en nuestras vida esta el Señor Jesús es adentro de la casa de uno mismo ser una referente para ganar a nuestra familia y dar buen testimonio para el Señor Jesus, este articulo me sirvió mucho

    ResponderEliminar
  12. Muy cierto, nuestro esposo es mi prójimo, es la primera oveja que debo ganar para el Señor Jesús, y ´lo ganaremos con nuestro testimonio que él vea en nosotras. Si no actuamos correctamente podemos ser piedra de tropiezo para ellos..

    ResponderEliminar
  13. Es verdad. Aveces somos una persona en la iglesia y otra en la casa. Dios quiere que seamos transparentes. Cuando decidinos agradar a Dios, El actua en nuestro interior y nuestras vidas. Tenemos que tomar accion para tener una reaccions de Dios.

    ResponderEliminar
  14. A veses queremos ganar las personas de afuera, personas que no conocemos y que no convivimos con ellas y esta muy bien porque Dios nos dijo que lo hiciera, pero como podemos demostrar mas amor, paciencia y cuidados con estas personas y tratar mal a los que conviven con uno. Primero debemos de ser ejemplo con los nuestros y despues con los de afuera, iso si agrada a Dios.

    ResponderEliminar
  15. A veses queremos ganar las personas de afuera, personas que no conocemos y que no convivimos con ellas y esta muy bien porque Dios nos dijo que lo hiciera, pero como podemos demostrar mas amor, paciencia y cuidados con estas personas y tratar mal a los que conviven con uno. Primero debemos de ser ejemplo con los nuestros y despues con los de afuera, iso si agrada a Dios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...